París acoge las piezas más frescas del teatro español en el XXI Festival Don Quijote de Teatro Hispánico

París acoge las piezas más frescas del teatro español en el XXI Festival Don Quijote de Teatro Hispánico

El Chico de la Ultima Fila (La Fila de al lado)

     El XXI Festival Don Quijote de Teatro Hispánico que se desarrollará en Paris entre el 20 y el 25 de noviembre con organización de Zorongo, ofrece en esta edición un programa de espectáculos de teatro y danza integrado por seis trabajos diferentes. La cita que cuenta con el apoyo del Ministerio de Educación, Cultura y Deportes, la Embajada española en París o el Instituto Cervantes, ofrece una programación integrada por espectáculos teatrales que incluyen desde clásicos del siglo de Oro a textos inspirados en obras de García Lorca y otros totalmente contemporáneos, además de una propuesta de danza presentada por Daniel Abreu.

El Instituto Cervantes acoge el arranque de la presente edición con un clásico del siglo de Oro, El Perro del Hortelano de Lope de Vega, que pondrá en escena 300 Pistolas Producciones con dirección de Álvaro Morte. La compañía, que ha tenido muy presente la influencia de la Comedia dell’Arte, se plantea cómo hubiese representado el texto una compañía pobre de la época, por lo que la puesta en escena pretende que el público disfrute al máximo de esta pieza teatral y que reflexione sobre valores como el amor, las pasiones y los enredos, los celos, el honor y el engaño que en ella se presentan.

La puesta en escena que realizan de esta comedia palatina pretende aligerar la densidad del texto original, aunque mantiene un argumento que aborda la historia de Diana, joven condesa de Belflor, que vive en su palacio rodeada de doncellas y sirvientes y a la que pretenden el Marqués Ricardo y el Conde Federico, su primo. Pero Diana no se acaba de decidir y se encapricha de Teodoro que está enamorado de una doncella de Diana y que es de clase inferior.

El Café de la Danse acogerá a partir del día 21 las cinco funciones restantes del Festival. La primera de ellas contará con la Compañía de Daniel Abreu que pondrá en escena Animal, una pieza que se presenta en una atmósfera onírica, para hablar de la necesidad y el deseo. Aunque carece de hilo argumental clásico, la propuesta del coreógrafo tinerfeño es un discurrir fotográfico de emociones, de cuadros y escenas superpuestas acerca de los puntos finales que completan un recorrido de imágenes de lucha, de necesidad, de descanso, de amor, de secuestros emocionales. La danza, la acción y los textos de Marina Wainer, se entremezclan y viajan para sugerir escenas del mundo impulsivo que nos mueve hacia las cosas o las situaciones, además de hablar de como se mueven los cuerpos que muestran coraje, ira, amor, pasión… y de la línea que separa la racionalidad del instinto en el día a día.

La tortura como tema

Un texto clásico contemporáneo de Mario Benedetti, Pedro y el Capitán que presenta In-Constantes Teatro con dirección de Emilio del Valle se pondrá en escena el día 22. Esta pieza que tienen la tortura como tema central no es, aunque podría parecer lo contrario, el enfrentamiento de un monstruo y un santo, sino el que nace del encuentro entre dos hombres, dos seres de carne y hueso, ambos con zonas de vulnerabilidad y de resistencia.

Partiendo de una estructura sencilla, Benedetti hurga en una herida no superada en el arranque del siglo xxi por la cultura occidental: la práctica de la tortura como medio para obtener información que sigue siendo una práctica habitual tanto en países subdesarrollados en manos de dictadores sin escrúpulos, como en países del llamado primer mundo, el paraíso de las democracias occidentales. La obra elude las cuestiones ideológicas para cuestionar al espectador si le parece bien o mal el uso de la violencia brutal para obtener información.

El director Luis F. Jiménez se ha basado en los personajes de ‘La casa de Bernarda Alba de Federico García Lorca y de ‘Pepe el Romano’ de Ernesto Caballero para crear la obra El corral de Bernarda que presenta el día 23 la compañía hispano-boliviana Ditirambo Teatro. Valiéndose de lo grotesco y del esperpento la compañía facilita el tránsito del drama a la comedia, donde, los personajes tanto femeninos como masculinos están representados por actores que dan vida a un grupo de marginados que cuentan y parodian la relación de Angustias, Adela y Pepe el Romano en la casa de Bernarda. El corral de Bernarda expone la universalidad de la miseria y la violencia humana que se revelan en el drama de García Lorca aunque se manifiesta en una adaptación con ritmos y colores latinoamericanos y una puesta en escena sin concesiones.

La pieza de Juan Mayorga El chico de la última fila que presenta la compañía La fila de al lado y que acaba de obtener el premio del jurado al mejor espectáculo en la Feria Internacional de Teatro y Danza de Huesca protagonizará el día 24 la penúltima función del Festival. El texto de Mayorga que dirige Víctor Velasco habla de maestros y discípulos y de padres e hijos. La obra gira en torno al concepto de posibilidad; es decir; si en vez de pasar esto, pasara eso otro, además de hablar de la curiosidad que genera la observación de los demás (desde la última fila nadie te ve, pero tú los ves a todos).

El chico de la última fila es la historia de un profesor de secundaria a cuyas manos llega una redacción sobre el tema ‘Mi pasado fin de semana’ escrita por un chico silencioso que se sienta en la última fila. El texto establece la complicidad entre profesor y alumno que dará paso a un vínculo tan intenso como peligroso para ambos y para quienes les rodean, ubicados todos ellos en un espacio ocupado por unos pocos pupitres que se transforman según el punto de vista, creando distintos mundos, opiniones, intenciones y deseos que no siempre son como cabría esperar.

belleza grotesca

El Festival Don Quijote despedirá su edición de 2012 con El Rey Perico y la Dama Tuerta, de Diego Velázquez de Puerco que presentan en coproducción Teatro del Velador, La Cantera Producciones y Distrito Teatro con dirección de Juan Dolores Caballero. Esta obra protagonizada por una princesa casadera y voluble, un rey sin sucesor y caprichoso, un galán gallardo y honorable y un escudero fiel y astuto, tiene todos los ingredientes para ser una aventura épica, aunque los personajes, en realidad, se muestran grotescos, como una burla del orden establecido, de lo esperable para cuestionarnos, en el xvii y en el xxi, sobre el sentido de nuestras convicciones.

El Rey Perico y la Dama Tuerta es una propuesta en la que lo grotesco como oposición es capaz de reunir en un mismo sitio a animales imposibles, elementos difíciles de encontrar en la propia naturaleza, y que aquí se reúnen bajo la batuta del feísmo y lirismo visual acompañados por un mundo de humor negro. Y aunque la belleza era uno de los atributos principales de la trama de la comedia del Siglo de Oro, en este caso habla sobre una tuerta o una coja.

FUENTE // artezblai  19 Nov 2012  por Komunika Artez

Anuncios